POETAS VISITANTES FUERA DEL CANON (3)






Nury Larco Invernizzi nació en el campamento minero de Potrerillos, en la provincia de Chañaral, región de Atacama en 1950… o talvez un poco antes.

Su trayectoria de creación eclosiona a partir del año 2000, después de una larga etapa de indiferencia a la expresión poética. Se podría decir que en el caso de Nury Larco la poesía es una generación espontánea, autodidacta, impulsada por una suerte de irrupción de conciencia equivalente a un largo proceso de maduración. Sus primeros intercambios de oficio literario se producen en el legendario Círculo Carlos Mondaca de La Serena en el que participó durante 12 años. Luego se corrobora su lenguaje y el sello inconfundible de su voz poética en el Taller Literario Albricias liderado por la poeta, gestora cultural y editora Marcela Reyes. En forma paralela se desarrolla su participación el Sociedad de Escritores de Chile (SECH) filial Coquimbo, donde es persistente su colaboración a pesar del escaso reconocimiento dentro de una organización verticalista.

El trabajo de Larco está enfocado en el sentido ritual de la palabra, por lo que se vincula con la tradición de poesía metafísica chilena y a la vez con una raíz de origen popular y ancestral, inspirada en lo ceremonial y lo étnico. Su obra principalmente inédita y recogida en antologías especializadas ha cristalizado durante el año 2017 en el volumen "Después del Aire", de Ediciones Albricias. Sin embargo la poeta asegura que no ambicionaba publicar ya que su poesía es "para ser escuchada y leída en voz alta, junto a los elementos naturales y al ritmo del corazón, con la percusión del tamboril aymara-colla pegado al pecho". En efecto es una poeta itinerante, cuya presencia ha sido apreciada en numerosos recitales de poesía y actividades de fomento lector, centrando su trayectoria especialmente en el Norte del país, cuya naturaleza marcada por la sequedad y las alturas ha calado hondo en su poesía. Con esta visita la poeta Nury Larco extiende por primera vez su arte hasta la zona centro-sur del país.

La palabra poética de Nury Larco procede de la atención que confiere un sentido ritual a lo cotidiano. Es una expresión demandante de sentidos, multiplicadora de señales, urgente de contenidos que reinstalan las sustancias elementales: los alimentos, la genealogía, las horas diurnas y nocturnas, el cuerpo, el silencio, etc. están habitados. El cuerpo está expandido: su alcance intenta no tanto la percepción sensorial sino la comprensión mística de las cosas. En esa línea se puede decir que hay una reserva mistraliana en la palabra de Nury Larco pero no existe esa proximidad en las formas, en las métricas, que en el caso de Larco son libres y en el caso de la Mistral eran canónicas, apegadas a la norma. Esa confluencia de sentidos metafísicos o rasgos ceremoniales en estas materias poéticas podría fincarse en el entorno común, cual es el Valle del Elqui, la salinidad y sequedad de las laderas precordilleranas y el ascendiente telúrico, desértico y lunar del Norte Chico. También es singular en esta palabra el ángulo de los cielos que gobiernan las noches de la zona, en tanto hay una comunicación transversal que apela a la "distancia horizontal" de la tierra y a la verticalidad de lo cósmico. No es tanto entonces una influencia lírica mistraliana, sino una influencia territorial sobre ambas. Así mismo hay un linaje poético venido de Humberto Díaz Casanueva en cuanto al modo ceremonial del enunciado y un cierto eco familiar a Efraín Barquero en cuanto al propósito ritual de la palabra, la actitud del hablante conmovido, extasiado por un afán de intensidad.


También es digna de mención la arista política que adquiere su escritura a partir de la expresión de un hablante que resiente la condición de minoría étnica y la identidad de género, singularizada como mujer colla, mujer tierra, mujer historia, mujer sangre. Sin embargo este perfil de la poesía de Larco no es protagónica sino incidental frente al desarrollo de una cosmovisión de trascendencia panteísta y vernacular, que no ignora los recursos contemporáneos de la palabra escrita, la diagramación, la rítmica y la prosodia. La poesía de Nury Larco se potencia en la enunciación de viva voz, en el cántico, en la declamación, recuperando el poder juglaresco y ritual de la poesía primitiva, como acción tribal y catártica. Cuando Nury lee se hacen cooperativos los ritmos y las dicciones, las modulaciones y el volumen en un acto de integración multidisciplinario, escénico, auditivo y visual en tiempo real, simultaneísta y épico. En su puesta en escena Nury recrea un ámbito ayudándose de piezas naturales: semillas, trozos de cortezas, plumas, hojas. La mesa de lectura es dispuesta como una especia de altar o Intihuatana, aunque su pretensión es más modesta. Nury habla desde identidades marginales que incomodan a todos los imperios.

En 10 de mayo de 2018 se produce su primera visita a Curicó. Recibió la distinción especial "Palabra Extendida" del ciclo Poetas Visitantes Fuera del Canon cuyos ministros de Fe fueron el suscrito como director del proyecto, el escritor Rodolfo de los Reyes y la Concejala Sonia Maturana, Presidenta de la comisión de cultura del I. Consejo Municipal de la ciudad. Esta distinción fue entrega en cumplimiento de los objetivos centrales del proyecto y haciendo valer no sólo el mérito de su obra sino la dedicación puesta en ella, motor creativo que en su caso particular ha debido vencer innumerables adversidades. Cumplimos con ello un objetivo transversal que anima nuestro quehacer como gestor de fomento lector y creativo, cual es del ampliar fronteras políticas, de género, de clases, de esquemas formativos y de lenguajes, poniendo como centro de nuestra atención la palabra poética despojada de sus circunstancias, como acto trascendente y recuperación de vida acumulada en tránsito por el desarrollo de la cultura, que nos excede.

Damos nuestro agradecimiento especial a Pía Ahumada, escritora y editora de la Serena, por haber proporcionado un audio de Nury Larco que fue pieza central de su presentación; a los mencionados jurados del premio, Rodolfo de los Reyes y Sonia Maturana; a la poeta Marcela Albornoz, Directora del Centro de Extensión de la Universidad de Talca y a sus colaborares de la sede Curicó encabezados por Judhit Soto. Agradecemos también a los asistentes que con su presencia multiplicaron en emoción y significación nuestro evento.











Comentarios

Entradas populares de este blog

REVISTA DERIVA DEL MAULE N° 3

REVISTA DERIVA DEL MAULE (2)

REVISTA DERIVA DEL MAULE N° 4